miércoles, 17 de junio de 2009

Las 48 Leyes del Poder: Ley No. 5 - Casi todo depende de su prestigio; defiéndalo a muerte


Tal y como lo definimos en la introducción de esta serie de 48 artículos - véase el enlace http://yohelyav.blogspot.com/2009/06/las-48-leyes-del-poder-el-inicio-de-una.html - el propósito es analizar en su totalidad "Las 48 leyes del Poder".

Hoy vamos a seguir con la Ley número 5.

Ley Número 5: Casi todo depende de su prestigio; defiéndalo a muerte

"Su renombre y su prestigio constituyen la piedra angular del poder. Basta el prestigio para intimidar y ganar. Sin embargo, una vez que decae, usted se tornará vulnerable y será atacado por todos los flancos.
Convierta su prestigio en una fortaleza inexpugnable. Manténgase alerta frente a cualquier tipo de ataques potenciales y desbarátelos antes de que se produzcan.
Al mismo tiempo, aprenda a destruir a sus enemigos abriendo brechas en la reputación de ellos. Luego de un paso al costado y
deje que la opinión pública los crucifique."


"El prestigio consiste en hacer hermoso aquello que uno está obligado a realizar". - Alfred Victor De Vigny

Para esta ley aplica el dicho que dice "Crea fama y échate a dormir" como anillo al dedo.

El principio primario es esta ley es que el prestigio y la imagen que damos lo es todo. Sin embargo, y a pesar de que la ley tiene una fuerte connotación política, vamos a tratar de ampliar su rango hacia todas las esferas.

Algunas personas tienen el muy alto aprecio su "buen nombre", englobando bajo este término a todo lo que se refiere a su imagen pública.
Ahora, no hay que tener un puesto de mando para tener una proyección pública, ya que todos tenemos personas en nuestro entorno que tienen un concepto de nuestra persona, y en base a ello interactúan con nosotros.

Dependiendo de dicha imagen, así mismo nuestras probabilidades de éxito en la vida aumentarán o disminuirán.
Otro valor agregado al proyectar una buena imágen es que nuestra capacidad de influenciar sobre las personas aumenta, ya que nuestra imágen nos ayuda e intimida a las personas, dándonos un aire de persona de confianza y con autoridad.

Por ejemplo, si la mayoría de las personas a nuestro alrededor nos consideran una persona de poco confiar y chismosa, lo mas probable es que difícilmente podamos manipularlos, en el buen sentido de la palabra, ya que nos evadirán cuantas veces sea necesario.
Ello nos producirá un aislamiento que nos privará de muchas de las bondades de disfrutar de una buena imagen, las cuales son innumerables pero entre las principales estaría el gozar de la ayuda y estimación de los demás.

Ahora, cuando queremos decir "imagen" nos referimos a una auténtica, no a una fachada, ya que muchas personas expertas en el arte de crearse una fachada de persona de bien, cuando en el trasfondo lo que hay es lo directamente opuesto.


Independientemente de lo que piensen los demás deberemos procurarnos una imagen pero a nosotros mismos, misma basada en nuestros principios y que nos permita mirarnos a la cara en un espejo sin asomo de culpa o remordimiento.

Por supuesto que nunca faltarán las personas mal intencionadas que tratarán - con razón o sin razón aclaro - de "enlodar" nuestro honor y como la ley lo dice TENEMOS que defender el mismo a como de lugar, ya que aunque usted tenga todo el dinero del mundo, si tiene mala fama se verá impedido de realizar muchos de sus negocios y planes.

Si es político, peor aún, ya que le impedirá gozar del favor popular y lo mas probable es que en las próximas elecciones pierda el puesto por el que tan arduamente luchó.

Hay innumerables ejemplos de políticos cuya imagen se deterioró hace muchos años y que aún décadas después no pueden aspirar a cargos de elección popular debido a esos actos del pasado que lo acompañarán toda su vida.
Bien reza la frase: "Los viejos pecados tienen largas sombras".

Después que un político u hombre de negocios pierde su buena imagen automáticamente queda vulnerable ante sus detractores y enemigos y cuente con que le atacaran con furia y sin piedad hasta destruirle.

Utilice todos los medios posibles para defender su honra y trate de que el entorno que le interesa a usted se de cuenta de sus esfuerzos, de manera que al finalizar la lucha usted cuente con la confianza de ellos.

Si es posible aplique el principio que dice que "La mejor defensa es el ataque". Averigüe - si es que no lo sabe - quién o quienes son las personas que están conjurando en su contra y atáquelos sin piedad con todas las armas de las que disponga, principalmente utilizando la que ellos primeramente usaron, a saber destruyendo su imagen.

Aquí también valdría la pena mencionar que existen muchos ejemplos de hábiles políticos que supieron "voltear" todas las acusaciones y epítetos que les endilgaron sus detractores en su propia contra, destruyendo de paso al enemigo y haciendo que la opinión pública los crucificara.

Para ello el mandatario utilizará todos los medios a su alcance, siendo el mejor de ellos el crearse una imagen de persona perseguida injustamente - o sea un mártir - de manera que inspire en el pueblo la simpatía natural de las personas hacia los débiles y sobre los que no tienen como defenderse.
Esta es un arma muy útil para el lider hábil.

Para finalizar, la honra es algo con lo que se nace y que es muy útil en la vida. Cuide la suya con su vida, ya que como hemos mencionado, no importa si usted es rico o pobre: la honra es el bien mas valioso con el que se cuenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario